Olvidó su Contraseña?
Crear Cuenta
slide 3

Equitación

Todo lo que necesitas saber sobre lo que ocurre en el CDUC

Equitación

La Rama tiene como objetivo desarrollar las habilidades de todos quienes buscan iniciarse en la equitación, abarcando menores, a partir de los 5 años hasta adultos, sin límite de edad. Para ello dispone de todas las instalaciones, lo que permite a los más avanzados poder llegar hasta la alta competencia. Para más información sobre la rama y escuela, click aquí.


Las chicas a caballo

La rama de equitación del Club Deportivo Universidad Católica va creciendo conforme al tiempo y quienes perteneces al área también lo han hecho. Es el caso de Elisa Reyes, Martina Mujica y María José Oyonarte. Las tres se formaron en la UC y partieron montando ponys. En la actualidad dos de ellas ya van a caballo y las tres se están preparando para la competencia de salto y adiestramiento que se avecina.

“Llegué muy chica al club, en primero básico. Mi mamá montaba acá entonces yo me interesé y empecé”, contó Elisa Reyes de 11 años. Elisa está en la categoría pony y tiene dos animales en su haber, Lucero y Niebla “Mi pony se llama Lucero y está recién comprado. Tengo otro caballo, se llama Niebla. La Niebla es más para el adiestramiento y el Lucero es más para el salto, son una mezcla”. Cuando compró a Lucero, ya venía con el nombre y ella lo mantuvo “uno cuando compra caballos no le cambia el nombre porque da mala suerte, entonces lo dejé por eso”.

María José Oyonarte, es otra jinete, tiene 12 años y entró al mundo de la equitación por sus hermanas mayores. “Mi caballo se llama Bremen, es muy viejo y también es muy obediente. Es muy viejo, pero al lado de cualquier caballo de su edad se ve muy bien”. Bremen era de la hermana mayor, luego pasó a la segunda y finalmente llegó a manos de María José.

Otra chica que cabalga es Martina Mujica, tiene 13 años y una historia inusual; “yo monto hace tres años y medio, siempre acá en La Católica. Fui la primera de mi familia. En mi campo mi vecino tenía un pony, lo empecé a montar y me gustó. Me metí a clases de equitación y ahora ya estoy con caballo”. Martina cambió su pony por una yegua, “la transición entre el pony y el caballo es muy distinto por la fuerza pero no me costó tanto adaptarme”. Su yegua se llama Milena y la tiene hace poco porque le costó encontrar una “probé muchos y ninguno era el adecuado”, dijo Martina.

Las tres tienen un gran futuro en la equitación y les queda mucho por recorrer y disputar “Me gusta mucho el lugar de entrenamiento porque es como distinto a Santiago y para la próxima competencia estoy bien preparada.”, contó Elisa.

“El ambiente es muy entretenido, se pasa bien, he aprendido harto y los profes son simpáticos pero a la vez corrigen las cosas que son necesarias. No sé si voy a ganar la competencia porque mi caballo es más viejo pero he entrenado harto y Bremen es mancito entonces ayuda harto”, reflexionó María José.

Finalmente, Martina habló sobre el club y sus aspiraciones. “Me encanta el ambiente de La Católica, siento que es muy familiar, todos son muy amigos y eso no lo tienen todos los clubes, acá es fácil unirse al grupo. Yo me imagino montando toda la vida, quiero hacerlo como profesional, mucha gente deja de montar en la universidad y yo no quiero que eso me pase”.

 

Publicado por Valentina Faúndez